Ir al contenido principal

Obituario de Dinah Murray: Monotropismo o Teoría del Interés


Campeona de los autistas que exploró la atención que dedican a un interés principal.


https://drive.google.com/uc?export=view&id=1FY5Tv0Jew22DAadZ0LcVZBJQrEjC4diW

Dinah Murray fue tutora del curso a distancia sobre autismo de la Universidad de Birmingham


Penny Warren

Dom 25 Jul 2021 09.14 EDT


Dinah Murray, que ha fallecido a los 75 años de edad a causa de un cáncer de páncreas, fue una figura clave en los estudios sobre el autismo y una infatigable defensora de los autistas durante tres décadas. Su aguda perspicacia radicaba en la importancia de la atención y los intereses para comprender la enfermedad.


En 1991, Murray leyó el libro de Uta Frith Autismo: Explicando el Enigma. Tuvo un momento de suerte cuando habló de que la atención de un autista "se dirige a su interés principal".


Con Wendy (más tarde Wenn) Lawson y Mike Lesser, que también eran autistas, Murray desarrolló la teoría del "Monotropismo", o "Teoría del Interés". Postula que una persona NO autista es "politrópica". Al igual que la luz de una linterna, su atención se difunde por un área amplia y varios temas de interés a la vez, mientras que la atención de una persona monotrópica o autista es más parecida al estrecho haz de luz de una linterna, centrada en un "túnel de atención" en su interés principal.


La teoría ayuda a explicar varios rasgos del autismo, por ejemplo evitar el lenguaje por su poder de interrumpir la atención. Como explica Murray: "Eres un niño que mira un hermoso botón...Si alguien viene y dice 'gato', eres su víctima: ha entrado en tu cerebro y ha interrumpido tu tren de pensamiento. Justo al principio los niños [autistas] pueden salirse del lenguaje".


La teoría, publicada en 2005, sigue teniendo un papel central en los estudios sobre el autismo hoy en día, y coincide con la experiencia de muchas personas autistas. La poetisa autista Kate Fox dice: "Cuanto más se conoce a los autistas y su cultura, más se dice "por supuesto que se trata de la atención". Se siente como una teoría que proviene de una comprensión interna".


Sin embargo, el monotropismo tuvo una acogida desigual en los círculos académicos de la psicología. Los autores no eran psicólogos profesionales y la teoría no se basaba en experimentos como la investigación de Simon Baron-Cohen de 1985, que apuntaba a la necesidad de que los individuos desarrollaran una "teoría de la mente", una conciencia de los estados mentales de otras personas. Hoy en día sigue dominando la visión médica del cerebro autista como "alterado" y necesitado de arreglo, y la investigación sobre el autismo se centra en la genética, la causalidad y el cableado del cerebro. Sin embargo, como dice el investigador Damian Milton, "todavía hay que desarrollar una teoría más completa del autismo. Las que predominan hoy en día están anticuadas".


Murray dedicó su vida a mejorar las condiciones de los autistas. En los años noventa, como trabajadora de apoyo comunitario en Londres, se sintió horrorizada por la cantidad de tranquilizantes que se prescribían a los autistas, y en 1998 fundó APANA “Autistas contra el abuso de neurolépticos” (Autistic People Against Neuroleptic Abuse por sus siglas en inglés). 


En su época de trabajadora de apoyo, vio cómo los ordenadores pueden ayudar a las personas autistas a comunicarse, y con Lesser fundó la organización Autismo y Computación para hacer campaña a favor de la tecnología de asistencia para las personas con dificultades de comunicación, lo que se consiguió a través de la Ley de Capacidad Mental (2005).


De 1996 a 2013, Murray fue tutora del curso a distancia sobre autismo de la Universidad de Birmingham. Fue una figura destacada en la comunidad académica, editando la revista de acceso abierto dirigida a los autistas Autonomía; contribuyendo a libros y artículos; presidiendo el Panel Asesor Autista nacional, parte del Proyecto Nacional de Autismo; y teniendo un papel destacado en el Grupo de Trabajo Autista Nacional, y PARC (el Colectivo de Investigación Participativa del Autismo), promoviendo la participación de los autistas en la investigación autista.

También fue una de las principales colaboradoras de Ask Autism, el curso de iniciación de la National Autistic Society, y colaboró en la aplicación AutNav para la organización benéfica Scottish Autism.


Destacar lo que los autistas son capaces de hacer era una de las pasiones de Murray. Conoció a Ferenc Virag, un artista que utilizaba medios distintos del lenguaje para comunicarse y, junto con Lesser, produjo un vídeo, Working with Ferenc, en 1995, en el que se mostraba su extraordinario talento para la animación por ordenador. También colaboró en el vídeo maravillosamente imaginativo Something About Us, que forma parte de la exposición en línea Rightfullives, y le gustaba apoyar los actos del "orgullo autista".


Carol Povey, de la Sociedad Nacional de Autismo, dijo que la personalidad de Murray la ayudó en estas empresas, señalando que "nunca se dejó llevar por ninguna moda ni siguió a la multitud: siempre lideró. Era un puente entre las voces auténticas del autismo y las grandes organizaciones".


Nacida en Hampstead, al norte de Londres, Dinah procedía de una distinguida familia socialista. Su padre era el político laborista Tony Greenwood -ministro de vivienda de Harold Wilson- y su madre, Gillian (de soltera Crawshay-Williams), una diseñadora que escribió e ilustró el panfleto de la segunda guerra mundial Make Do and Mend y fue una de las primeras integrantes del CND. El padrino de Dinah era Clement Attlee.


Dinah sabía leer desde los dos años y ella y su hermana mayor, Susanna, fueron a la escuela Byron House de Highgate y luego a la North London Collegiate School. Aunque era muy inteligente, no obtuvo buenos resultados en los exámenes de acceso a la universidad. Intentó estudiar Bellas Artes en Newcastle, pero no despertó su interés, y regresó a Londres para trabajar como editora en Penguin Books.


En 1969 se licenció en lingüística y antropología en el University College de Londres, y al año siguiente se casó con el filósofo y crítico musical David Murray. Tuvieron tres hijos, Bruno, Leo y Fergus, y también fueron padres adoptivos de Eddie O'Neill.


Dinah compaginó la crianza de una familia con el estudio de un tema que le apasionaba -el lenguaje y los intereses de la mente- y en 1986 obtuvo un doctorado en la UCL. En 2017 recibió el premio a la trayectoria de la National Autistic Society.


David murió en 2016. Desencantada con los acontecimientos políticos, Dinah y su perro Frankie abandonaron Londres, donde había vivido toda su vida, en marzo del año pasado para trasladarse a Dalgety Bay, en Fife (Escocia). Allí podría estar cerca de Fergus y dedicarse a su amor por la naturaleza, la fotografía y el estudio de los líquenes y las setas.


Le sobreviven sus hijos y su hijo adoptivo, cuatro nietos y Susanna.

Dinah Karen Crawshay Murray, defensora y activista del autismo, nacida el 27 de mayo de 1946; fallecida el 7 de julio de 2021.



Original https://www.theguardian.com/society/2021/jul/25/dinah-murray-obituary?fbclid=IwAR1ZAEzGqK02p0dDtUHVq3fpidk739S45AUxzF50GLR6MSl3YNv4fCMUrDs
Traducción @Saided DePriest | @NeurodiverLetras Âû

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Puntos de Partida Para Entender en Autismo

19 de Enero del 2019. Lectura 11 minutos.  Oolong El Monotropismo en la Práctica Foto (light-painting) del autor: un contorno espectral alrededor de una mano y un brazo, levantados como para aletear. Creo que la mejor manera de entender las mentes autistas es en términos de un estilo de pensamiento que tiende a concentrar los recursos en unos pocos intereses y preocupaciones en cualquier momento, en lugar de distribuirlos ampliamente. Este estilo de procesamiento, el monotropismo, explica muchas características de la experiencia autista que pueden parecer inicialmente desconcertantes, y muestra cómo están conectadas. Quiero ofrecerte seis puntos de partida para dar sentido al autismo. Escribo en primera persona, como un adulto autista identificado tardíamente que ha trabajado y hablado con muchos otros autistas en diversos contextos durante muchos años. Creo que todo lo que describo aquí es una experiencia común para la mayoría de las personas del espectro, pero no necesa

“FOCOS ROJOS” EN LA INTERVENCIÓN TEMPRANA PARA EL AUTISMO | In The Loop About Neurodiversity

Edición Actualizada 14 de Abril 2021  Por  Cassandra Crosman Marzo 23, 2019 Manos quietas” es una técnica común de supresión de estímulos que se usa en algunas intervenciones tempranas, como el análisis conductual aplicado (ABA). Cuando se le diagnostica autismo a un niño, se suele recomendar a sus padres servicios de intervención temprana, como terapia ocupacional, logopedia (terapia de lenguaje) y Análisis de Conducta Aplicado (sus siglas en inglés ABA). Algunos de estos servicios pueden aportar beneficios para el desarrollo de las mentes neurodivergentes, como la integración sensorial y la adquisición de habilidades motoras que proporciona la terapia ocupacional, la terapia del habla y las habilidades comunicativas de un patólogo del habla y el lenguaje. Sin embargo, otros servicios de intervención temprana, como el ABA, no se centran tanto en acomodar y apoyar una mente neurodivergente como en tratar de reconvertirla en una mente neurotípica. Las personas autistas que recibieron

El Monotropismo y Yo: Una Teoría Unificada del Autismo | Sociedad Británica de Psicología

Fergus Murray, profesor de ciencias, escritor y 'autista', sobre la atención única y la cognición asociada en el autismo; una teoría con una conexión familiar... Agosto, 2019. El autismo sigue considerándose un misterio, hasta el punto de que el símbolo más reconocido del mismo (impopular en la comunidad autista) es una pieza de puzzle. Las diversas teorías psicológicas sobre el autismo no han ayudado mucho, en gran medida porque todas las más establecidas dejan sin tocar vastas franjas de la experiencia autista y tienden a dejar a la gente con ideas erróneas perjudiciales. La única teoría que creo que se acerca a la explicación de todo el asunto, el monotropismo, ha sido ampliamente ignorada por los psicólogos. Esto me irrita como adulto autista, como profesor de ciencias y (divulgación completa) como hijo de la creadora de la teoría, Dinah Murray. Como persona en el espectro, no me gusta el marco patológico y basado en el déficit de las teorías más conocidas del autismo, y